Google enfrenta nuevas acusaciones de violación de privacidad tras filtración de datos

Google está bajo escrutinio por nuevas acusaciones de violación de privacidad después de que se filtraran informes internos revelando incidentes de recolección y almacenamiento de datos sensibles de usuarios entre 2013 y 2018. Descubre los detalles y las implicaciones de esta controversia.

Google enfrenta acusaciones de violación de privacidad tras una nueva filtración

Google está bajo escrutinio una vez más después de que se filtraran informes internos que revelan varios incidentes relacionados con la recolección y almacenamiento de información sensible de los usuarios. Este desarrollo ha desencadenado nuevas acusaciones de violaciones de privacidad contra el gigante tecnológico.

Los documentos filtrados, que abarcan desde 2013 hasta 2018, detallan prácticas preocupantes, incluida la recolección de detalles de viajes y direcciones, la grabación de voces de niños y recomendaciones personalizadas en YouTube basadas en historiales de visualización que los usuarios habían eliminado. Estos incidentes fueron reportados internamente por empleados de Google y compilados en una base de datos obtenida por 404 Media, un nuevo sitio web de periodismo de investigación.

Recolección de Datos Sensibles

Los informes internos destacan varias violaciones de privacidad significativas. Entre las más preocupantes están:

  • Voces de niños: La grabación de voces de niños a través del micrófono de Gboard, una aplicación de teclado virtual desarrollada por Google.
  • Filtración de contenido de Nintendo: La filtración de contenido interno de Nintendo en YouTube.
  • Recolección de datos en Street View: La recolección de información de matrículas de vehículos a través de Street View de Google.
  • Datos de viajes en Waze: La recolección de datos de direcciones y viajes de los usuarios de Waze, un software de navegación GPS propiedad de Google.
  • Violación de Google Docs: La compartición pública de archivos privados almacenados en Google Docs.

Estos incidentes ocurrieron debido a fallos en los productos de Google y en las prácticas de recolección de datos, vulnerabilidades en proveedores externos o errores cometidos por empleados y proveedores de servicios.

Respuesta de Google

En respuesta a las acusaciones, Google enfatizó que los informes filtrados tienen más de seis años y que todos los problemas fueron abordados y resueltos en su momento. Un portavoz de Google declaró: «En Google, los empleados pueden señalar rápidamente posibles problemas de productos para que sean revisados por los equipos correspondientes. En algunos casos, estas situaciones terminan no siendo problemas o fueron problemas encontrados en servicios de terceros.”

Implicaciones Más Amplias

La filtración tiene implicaciones significativas para la reputación de Google, particularmente en lo que respecta a su capacidad para gestionar y proteger los datos de los usuarios. Los incidentes, aunque afectaron a un número relativamente pequeño de usuarios, exponen fallos importantes en el manejo de datos y las salvaguardas de privacidad de Google.

404 Media, en su informe, señaló que estos incidentes, aunque posiblemente resueltos rápidamente, subrayan los desafíos del gigante tecnológico en la protección de información sensible de los usuarios.

Controversia Anterior

Esta nueva filtración sigue de cerca otra controversia que involucró a Google. La semana pasada, la empresa se vio envuelta en un debate sobre la transparencia de su algoritmo de búsqueda. Documentos filtrados y analizados por el experto en SEO Rand Fishkin revelaron detalles sobre cómo funciona el algoritmo de búsqueda de Google, contradiciendo varias declaraciones públicas hechas por la compañía.

El análisis de Fishkin destacó problemas críticos, como los tipos de datos que Google recopila y utiliza, la priorización de sitios en temas sensibles como elecciones, y el tratamiento del algoritmo hacia los sitios de menor tráfico. Estas revelaciones han planteado preguntas sobre la transparencia e integridad de las prácticas de búsqueda de Google.

Conclusión

La serie de filtraciones y las revelaciones subsiguientes son un recordatorio contundente de las complejidades y riesgos asociados con la privacidad de los datos en la era digital. A medida que Google navega por estas controversias, es probable que se intensifique el escrutinio por parte de los reguladores, defensores de la privacidad y el público, lo que podría llevar a políticas y prácticas de protección de datos más estrictas dentro de la industria tecnológica.