Trabajadores de Mercedes en Alabama votarán en mayo sobre representación de UAW

La fábrica de Mercedes-Benz en Tuscaloosa, Alabama, se prepara para votar sobre la representación sindical

DETROIT – Miles de trabajadores en una gran fábrica de Mercedes-Benz cerca de Tuscaloosa, Alabama, llevarán a cabo una votación el próximo mes para decidir si quieren ser representados por el sindicato United Auto Workers.

La Junta Nacional de Relaciones Laborales informó el jueves que la votación se llevará a cabo del 13 al 17 de mayo en las instalaciones de Vance y Woodstock, Alabama. Los votos serán contados por la agencia el 17 de mayo.

La NLRB dijo que la empresa y el sindicato acordaron las fechas de la elección.

La votación será la segunda en la campaña del sindicato para organizar a 150,000 trabajadores en más de una docena de plantas de fabricación de automóviles no sindicalizadas, principalmente en estados del sur. Alrededor de 4,300 trabajadores en la fábrica de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee, están votando sobre la representación sindical esta semana, con el resultado de la votación a ser anunciado el viernes.

El esfuerzo de organización surge después de que el UAW obtuviera importantes aumentos salariales después de una huelga contra los tres fabricantes de automóviles de Detroit el otoño pasado.

Las instalaciones de Mercedes tenían alrededor de 6,100 empleados a finales de 2023. Más de 5,000 están pidiendo la votación del sindicato, según el UAW.

En respuesta a la petición de los trabajadores, Mercedes-Benz U.S. International declaró que «respeta plenamente la elección de nuestros miembros del equipo de si sindicalizarse». La empresa agregó que planea asegurar que todos los trabajadores tengan la oportunidad de emitir su propio voto secreto y tengan acceso a «la información necesaria para tomar una decisión informada» durante el proceso electoral.

El UAW ha acusado a la gerencia de Mercedes de tácticas anti-sindicales en las últimas semanas, presentando cargos federales laborales contra la empresa.

A principios de esta semana, los gobernadores de seis estados del sur, incluidos Alabama y Tennessee, emitieron una declaración diciendo que los trabajadores pondrán en peligro sus trabajos si votan a favor de un sindicato.