Prueba en carretera del Porsche 911 Carrera T: ¿Qué es 911 menos 718?

DETROIT – El primer auto de prensa de Porsche que conduje fue un Cayman R del 2012. Durante décadas, Porsche ha estado cobrando a los clientes extras por el privilegio de poseer un automóvil más pequeño, pero incluso en aquel entonces, la propuesta del R me parecía un poco excesiva, al menos hasta que lo conduje. A pesar de que era un modelo AC-delete que me prestaron durante una ola de calor en Washington, D.C., sigue siendo uno de los mejores autos que he conducido. Esas butacas de carbono. Misericordia.

Cuando Porsche anunció hace unos años que una vez más aplicaría el tratamiento de reducción al 911 base, decidí mantener la mente abierta. Después de todo, no tiene asientos traseros. Es básicamente un GT3, mi Porsche ideal, sin el motor potente. Ok, no realmente, pero hey, sigue siendo un 911. Incluso con los 379 caballos de fuerza estándar del motor de seis cilindros, ¿qué tan malo puede ser?

Porsche nos envió un vehículo de prueba para entusiastas, con pocas opciones, prácticamente todas necesarias. Y como venía con transmisión manual, es tan ligero como un Porsche de calle puede ser de fábrica. Porsche dice que el T pesa 3,254 libras sin opciones. El elevador del eje delantero y la dirección trasera añaden alrededor de 20 kg, casi 45 libras, entre ambos. Vale la pena.

Luego están los faros LED matrix. Ok, no son necesarios y cuestan $4,150, pero son agradables de tener, al igual que el tanque de combustible de mayor capacidad. Además, el interior y exterior en color verde Python cuestan $10,000 solamente. Recordemos que un 911 base es una propuesta de $115,000 en estos días. Eliminando el acabado en piel de serpiente, este auto parece casi razonable.

Python no es para los tímidos. Si quieres pasar desapercibido, este no es el camino. Yo no me casaría con él, pero sacar mi Cadillac naranja del garaje para dar paso a un 911 verde se sintió correcto. Dicho esto, también lo ofrecen en amarillo…

**Continúa en la próxima publicación**