Donald Trump afirma no saber quién está detrás del Proyecto 2025. Una revisión de CNN encontró al menos a 140 personas que trabajaron para él están involucradas.

Donald Trump afirma no saber quién está detrás del Proyecto 2025. Una revisión de CNN encontró al menos a 140 personas que trabajaron para él están involucradas.

Donald Trump ha dejado claro últimamente que quiere poco que ver con el Proyecto 2025, el plan conservador para el próximo presidente republicano que ha atraído considerables críticas en su carrera hacia la Casa Blanca.

«No tengo idea de quién está detrás de esto», afirmó recientemente el expresidente en las redes sociales.

Muchas personas que Trump conoce muy bien están detrás de esto.

Seis de sus ex secretarios de gabinete ayudaron a escribir o colaborar en el manual de 900 páginas para un segundo mandato de Trump publicado por la Fundación Heritage. Cuatro individuos que Trump nominó como embajadores también estuvieron involucrados, junto con varios ejecutores de su controvertida represión de la inmigración. Y unas 20 páginas son atribuidas a su primer subjefe de gabinete.

De hecho, al menos 140 personas que trabajaron en la administración Trump participaron en el Proyecto 2025, encontró una revisión de CNN, incluyendo a más de la mitad de las personas listadas como autores, editores y colaboradores del “Mandato para el Liderazgo”, el extenso manifiesto del proyecto para reformar el poder ejecutivo.

Docenas más que trabajaron en el gobierno de Trump ocupan posiciones en grupos conservadores que asesoran al Proyecto 2025, incluyendo su ex jefe de gabinete Mark Meadows y el antiguo asesor Stephen Miller. Estos grupos también incluyen a varios abogados profundamente involucrados en los intentos de Trump de permanecer en el poder, como su abogado de impeachment Jay Sekulow y dos de los arquitectos legales de su fallido intento de anular las elecciones presidenciales de 2020, Cleta Mitchell y John Eastman.

+++

Para cuantificar el alcance de la participación del círculo de Trump, CNN revisó biografías en línea, perfiles de LinkedIn y recortes de noticias de más de 1,000 personas listadas en los directorios publicados de las 110 organizaciones en el consejo asesor del Proyecto 2025, así como los más de 200 nombres acreditados por trabajar en el “Mandato para el Liderazgo”.

En general, CNN encontró a casi 240 personas con vínculos tanto con el Proyecto 2025 como con Trump, cubriendo casi todos los aspectos de su tiempo en la política y en la Casa Blanca, desde soldados de a pie en Washington hasta los niveles más altos de su gobierno. El número probablemente sea mayor porque muchos currículums en línea de individuos no estaban disponibles.

Además de las personas que trabajaron directamente para Trump, otros que participaron en el Proyecto 2025 fueron nombrados por el expresidente para posiciones independientes. Por ejemplo, el comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones, Brendan Carr, escribió un capítulo completo de cambios propuestos para su agencia, y Lisa Correnti, una defensora antiaborto que Trump nombró como delegada en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas, está entre los colaboradores.

Varias personas involucradas en el Proyecto 2025 no sirvieron en la administración Trump pero fueron influyentes en dar forma a su primer mandato. Un ejemplo es el ex fiscal estadounidense Brett Tolman, una fuerza principal detrás de la ley de reforma de la justicia penal del expresidente, quien luego ayudó a organizar un indulto para Charles Kushner, el padre del yerno de Trump. Tolman figura como colaborador en el “Mandato para el Liderazgo”.

La extensa superposición entre el Proyecto 2025 y el universo de aliados, asesores y ex empleados de Trump complica sus esfuerzos por distanciarse del trabajo. La campaña de Trump ha tratado durante meses de dejar claro que el Proyecto 2025 no habla por ellos en medio de un impulso intensificado del presidente Joe Biden y los demócratas para vincular al abanderado republicano con las políticas más controvertidas del manual.

En una declaración a CNN, la portavoz de la campaña, Danielle Alvarez, dijo que Trump solo respalda la plataforma del Partido Republicano y la agenda publicada en el sitio web del expresidente.

“El equipo de Biden y el (Comité Nacional Demócrata) están mintiendo e infundiendo miedo porque no tienen nada más que ofrecer al pueblo estadounidense”, dijo Alvarez.

Detrás del Proyecto 2025 está la Fundación Heritage, una organización conservadora de 51 años que se alineó con Trump poco después de su victoria en 2016. Heritage está dirigida por Kevin Roberts, un aliado de Trump a quien el expresidente elogió como “haciendo un trabajo increíble” una noche de febrero cuando compartieron el mismo escenario.

+++

Heritage concibió el Proyecto 2025 para comenzar a planificar de modo que un presidente republicano pudiera ponerse en marcha rápidamente después de las elecciones. Una de sus prioridades es crear una hoja de ruta para los primeros 180 días de la nueva administración para reorientar rápidamente cada agencia federal en torno a su visión conservadora. Descrito en su sitio web como “un esfuerzo a nivel de movimiento guiado por la causa conservadora para abordar y reformar los fracasos del gran gobierno y un estado administrativo antidemocrático”, el Proyecto 2025 también tiene como objetivo reclutar y capacitar a miles de personas leales al movimiento conservador para ocupar puestos en el gobierno federal.

Una organización que asesora al Proyecto 2025, American Accountability Foundation, también está elaborando una lista de trabajadores federales actuales que sospecha podrían impedir los planes de Trump para un segundo mandato. Heritage está pagando al grupo $100,000 por su trabajo.

Muchas de las prioridades del Proyecto 2025 están alineadas con el expresidente, especialmente en inmigración y la purga de las burocracias federales. Tanto Trump como el Proyecto 2025 han pedido la eliminación del Departamento de Educación.

Pero el Proyecto 2025 se ha convertido últimamente en un pararrayos para otras ideas que Trump no ha respaldado explícitamente. Dentro del “Mandato para el Liderazgo” hay planes para prohibir la pornografía, revertir la aprobación federal de la píldora abortiva mifepristona, excluir la píldora del día después y los anticonceptivos masculinos de la cobertura obligatoria bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible, dificultar la transición de adultos transgénero y eliminar la agencia federal que supervisa el Servicio Meteorológico Nacional.

Sus planes voluminosos y detallados también van en contra del deseo de Trump de una plataforma simplificada del Partido Republicano sin ningún lenguaje que los demócratas puedan usar contra los republicanos este ciclo.

Roberts también enfrentó recientemente una reacción por decir en una entrevista que el país estaba “en el proceso de la segunda Revolución Americana, que seguirá siendo incruenta si la izquierda lo permite.”

Tres días después, Trump publicó en Truth Social: “No sé nada sobre el Proyecto 2025.”

“No estoy de acuerdo con algunas de las cosas que están diciendo y algunas de las cosas que están diciendo son absolutamente ridículas y abismales”, escribió.

En respuesta a la publicación de Trump en las redes sociales, un portavoz del Proyecto 2025 dijo a CNN en una declaración que “no habla por ningún candidato o campaña”.

“En última instancia, depende de ese presidente, que creemos será el presidente Trump, decidir qué recomendaciones usar”, dijo el portavoz.

La campaña de Trump ha dicho repetidamente en los últimos meses que “los informes sobre el personal y las políticas que son específicos para una segunda administración de Trump son puramente especulativos y teóricos” y no representan los planes del expresidente. El Proyecto 2025 y propuestas de políticas similares provenientes de fuera de la campaña de Trump son “simplemente sugerencias”, escribieron los gerentes de campaña Susie Wiles y Chris LaCivita en una declaración.