El mariscal de campo de los Pittsburgh Steelers, Mason Rudolph, alaba a Jesucristo después de una actuación estelar

El mariscal de campo de los Pittsburgh Steelers, Mason Rudolph, no solo se convirtió en el foco de atención por su casi perfecta actuación en el campo de juego después de una victoria contundente sobre los rivales de división, los Cincinnati Bengals.

En una sincera entrevista después del partido, Rudolph agradeció a un poder superior por su viaje de regreso al centro de atención como el mariscal de campo titular de los Steelers.

Liderando a su equipo hacia una victoria decisiva por 34-11 en casa en la semana 16, la actuación de Rudolph fue histórica.

Completando 17 de 27 intentos para impresionantes 290 yardas y dos touchdowns, Rudolph demostró entereza y precisión que impulsaron a los Steelers a recuperar sus esperanzas de temporada y playoffs.

«Pittsburgh dominó en las tres facetas. Sin embargo, todo comenzó con Rudolph, quien el sábado por la noche se convirtió en el primer mariscal de campo de los Steelers desde Ben Roethlisberger en lanzar al menos 250 yardas y dos touchdowns en un juego. Rudolph tomó riesgos temprano y a menudo, lo que fue una de las razones de su éxito y el de la ofensiva. Un ejemplo ocurrió a finales del primer tiempo. En lugar de sentarse con una ventaja de 21-0, Rudolph conectó con Pickens en un pase largo de 44 yardas que preparó un gol de campo, aumentando la ventaja de Pittsburgh al intermedio», informó CBS Sports.

En un momento de reflexión personal durante la victoria del equipo, Rudolph compartió un sincero reconocimiento que fue más allá del ámbito del fútbol.

«Quiero decir que estoy muy agradecido a mi creador, Jesucristo, por darme la oportunidad de jugar este juego, llevarme a través de los momentos oscuros y traerme de vuelta aquí para este momento especial», dijo Rudolph.

En la conferencia de prensa posterior al juego, Rudolph expresó su gratitud hacia Dios, atribuyendo la orquestación de eventos y la impresionante actuación del equipo a la bendición divina.

«Estoy agradecido de estar de vuelta en el equipo este año y tener la oportunidad de jugar un juego. Eso es todo lo que puedes pedir. Estoy agradecido a Dios por orquestarlo de la manera en que lo hizo, y por bendecirme a mí y a nosotros con una gran actuación. Es simplemente especial», dijo.

Su reconocimiento a la fe no es nuevo. Rudolph ha atribuido consistentemente su fe cristiana como una piedra angular de su vida personal y profesional, diciendo en el pasado: «Pursigo apasionadamente a Cristo porque quiero ser un testigo para Él y usar esta plataforma para impactar a nuestra comunidad».

La victoria de los Steelers fue un momento especial tanto en el campo de juego como en un nivel personal para Rudolph, que destacó la importancia de su fe en su vida y carrera profesional.