El exvicepresidente Mike Pence, una vez mano derecha inquebrantable de Donald Trump, confirmó el viernes que no lo respaldará para presidente.

El exvicepresidente Mike Pence, una vez mano derecha inquebrantable de Donald Trump, confirmó el viernes que no lo respaldará para presidente.

«No debería sorprender que no vaya a respaldar a Donald Trump este año», dijo Pence, quien sirvió como compañero de fórmula de Trump en las últimas dos elecciones, en «The Story with Martha MacCallum» de Fox News.

«Donald Trump está persiguiendo y articulando una agenda que está en desacuerdo con la agenda conservadora que gobernamos durante nuestros cuatro años», dijo Pence. «Y por eso no puedo, con buena conciencia, respaldar a Donald Trump en esta campaña».

Pence fue uno de varios republicanos que se postularon para la nominación presidencial del Partido Republicano en 2024, que Trump aseguró a principios de esta semana.

La relación entre la pareja se agrió después de que Trump perdiera las elecciones de 2020 frente al presidente Joe Biden y exigiera que Pence bloqueara la certificación de los votos electorales. Cuando Pence se negó, la enfurecida multitud de seguidores de Trump que asaltaron el Capitolio de los Estados Unidos el 6 de enero de 2021, se escucharon gritos de «Ahorquen a Mike Pence» mientras irrumpían en el edificio mientras el Congreso se reunía.

«Dejé claro que había diferencias profundas entre el presidente Trump y yo en una serie de temas, y no solo nuestras diferencias sobre mis deberes constitucionales que ejercí el 6 de enero», dijo Pence el viernes, señalando que cree que Trump ha debilitado su postura contra el aborto y sus promesas de «ser duro con China».

El exvicepresidente Mike Pence dijo el viernes que «no puedo, con buena conciencia», respaldar al candidato presidencial republicano presumible, Donald Trump, una repudiación impactante de su ex compañero de fórmula y el presidente con el que sirvió.

«Donald Trump está persiguiendo y articulando una agenda que está en desacuerdo con la agenda conservadora que gobernamos durante nuestros cuatro años. Por eso no puedo, con buena conciencia, respaldar a Donald Trump en esta campaña», dijo Pence en Fox News.

El exvicepresidente, después de finalizar su propia candidatura presidencial en octubre, se abstuvo de respaldar en las primarias republicanas de 2024, pero anteriormente había prometido respaldar al eventual nominado republicano. Trump había dicho después de que Pence abandonara la carrera que su exvicepresidente debería respaldarlo, diciendo: «Lo elegí, lo hice vicepresidente. Pero … la gente en política puede ser muy desleal».

Aunque dijo que está «increíblemente orgulloso» del récord de la administración Trump-Pence, Pence argumentó que el ex presidente se ha alejado de los temas conservadores, señalando la postura de Trump sobre el aborto y la deuda nacional de EE. UU. y su reversión en TikTok.

«No revelaré por quién votaré en las elecciones generales de 2024», dijo Pence, aunque dijo que «nunca votaré» por el presidente Joe Biden. Pence también sugirió que no respaldaría a un candidato de terceros.

Pence rompió con su jefe en su decisión de no revertir los resultados de las elecciones de 2020 mientras supervisaba ceremonialmente la certificación del Congreso de la victoria de Biden el 6 de enero de 2021. Pence luego dijo que las «palabras imprudentes» de Trump ese día, cuando una multitud de seguidores de Trump irrumpió violentamente en el Capitolio de los Estados Unidos, «pusieron en peligro» a su familia y a otros en el Capitolio de los Estados Unidos.

En su propia campaña presidencial el año pasado, Pence advirtió a los republicanos sobre el «canto de sirena del populismo» de Trump y sus imitadores.

Pence y su grupo, Advancing American Freedom, anunciaron recientemente que están dedicando $20 millones para promover políticas conservadoras.

WASHINGTON — El exvicepresidente Mike Pence dijo el viernes que no respaldaría a su ex jefe para presidente en las elecciones de 2024.

Pence reveló la decisión durante una entrevista en Fox News. «No respaldaré a Donald Trump este año», dijo el republicano.

El anuncio de Pence se produjo cuando Trump aseguró suficientes delegados republicanos esta semana para asegurar la nominación del partido.

Trump «está persiguiendo y articulando una agenda que está en desacuerdo con la agenda conservadora que gobernamos durante nuestros cuatro años», dijo Pence.

«Como he visto su candidatura desarrollarse, lo he visto alejarse de nuestro compromiso de enfrentar la deuda nacional», dijo Pence. «Lo he visto comenzar a alejarse de un compromiso con la santidad de la vida humana».

Pence también señaló el «cambio de rumbo de Trump en ser duro con China y apoyar los esfuerzos de nuestra administración para forzar una venta de TikTok [de ByteDance]».

Trump recientemente revirtió su posición de larga data sobre si TikTok debería permitirse continuar operando en EE. UU. bajo la propiedad de ByteDance con sede en China.

Pence lanzó su propia candidatura presidencial contra Trump y un campo abarrotado de aspirantes republicanos, pero abandonó en octubre de 2023 después de que su campaña no lograra ganar tracción con los votantes republicanos en las primarias.

Pence agregó el viernes que «nunca votaría» por el presidente demócrata Joe Biden, quien también aseguró la nominación de su partido en las elecciones primarias del 12 de marzo.

«Voy a mantener mi voto para mí mismo», dijo Pence.

Pence sirvió como vicepresidente de Trump durante su único mandato en el cargo, desde enero de 2017 hasta enero de 2021.

El 6 de enero de 2021, Pence y los legisladores del Congreso tuvieron que huir de las cámaras del Senado y de la Cámara cuando una multitud de seguidores de Trump asaltaron el complejo del Capitolio de EE. UU.

Trump había instado a sus seguidores esa mañana a marchar hacia el Capitolio y protestar la certificación de la victoria de Biden en las elecciones de 2020 sobre él.

Cuando la multitud rompió la valla de seguridad del Capitolio y atacó a las fuerzas del orden, Pence estaba dentro presidiendo una sesión conjunta del Congreso que se reunía para ratificar los votos del Colegio Electoral.