El equipo del expresidente Donald Trump espera poder disputar Virginia y Minnesota en noviembre.

El equipo del expresidente Donald Trump espera poder disputar Virginia y Minnesota en noviembre.

PALM BEACH, Florida — Altos funcionarios de la campaña del expresidente Donald Trump creen que pueden cambiar los bastiones demócratas de Minnesota y Virginia a su favor en noviembre, informaron a los donantes a puerta cerrada en un retiro del Comité Nacional Republicano el sábado.

Portando encuestas internas, el encuestador Tony Fabrizio y los asesores principales Susie Wiles y Chris LaCivita realizaron una serie de presentaciones que se centraron en finanzas, mensajes y el mapa político, según dos personas que estuvieron presentes en el resort Four Seasons aquí. Los números de Fabrizio, publicados en una diapositiva compartida con NBC News, mostraron a Trump adelante del presidente Joe Biden por pequeños márgenes en los estados oscilantes clave desde 2020, incluidos Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Arizona y Georgia.

La discusión del equipo de Trump sobre expandir el mapa electoral más profundamente en el territorio demócrata de Minnesota y Virginia se produce cuando el equipo de reelección de Biden dice que está observando a Carolina del Norte —que los republicanos han ganado en tres elecciones presidenciales consecutivas— y Florida, donde el GOP ha prevalecido en las últimas dos elecciones presidenciales. Biden ganó la contienda de 2020 por un margen de 74 votos electorales, con victorias en los estados pivotales de Wisconsin, Arizona y Georgia provenientes de una ventaja acumulada de aproximadamente 44,000 votos.

«Creo que la campaña de Biden está jugando deliberadamente un juego falso al hablar sobre [cómo] van a expandir el mapa en Florida y Carolina del Norte», dijo LaCivita en una entrevista telefónica con NBC News. «Pero tenemos una oportunidad real, real en expandir el mapa en Virginia y Minnesota».

Las líneas principales de las encuestas internas compartidas con los donantes son relativamente consistentes con escasas encuestas públicas que muestran a Biden con una pequeña ventaja en Virginia, mientras que la ventaja de Trump en su propia encuesta en Minnesota está en desacuerdo con las pocas encuestas públicas en ese estado. Pero todas las encuestas públicas en Minnesota y Virginia —y los ensayos realizados por la campaña de Trump— se encuentran dentro de sus márgenes de error, lo que sugiere carreras ajustadas en ambos estados.

El equipo de Trump probó carreras de cabeza a cabeza, de cuatro vías y de seis vías en cada estado, según LaCivita. En la prueba de seis vías en Minnesota, que incluye a cuatro candidatos independientes, Trump y Biden estaban empatados en un 40% cada uno, con Robert F. Kennedy Jr. con un 9%, dijo. Cuando el campo se redujo a cuatro candidatos, Trump lideró a Biden 46% a 41%. En un enfrentamiento de cabeza a cabeza, Trump lideró a Biden 49% a 46%.

Biden ganó Minnesota por aproximadamente 7 puntos porcentuales en 2020, y el estado no ha favorecido a un nominado republicano para presidente desde la campaña de reelección de Richard Nixon en 1972.

En Virginia, la encuesta interna de Trump mostró a Biden liderando a Trump 40% a 37% en una prueba de seis vías que incluía a Kennedy con un 8%. Biden lideraba a Trump 48% a 44% en un enfrentamiento de cabeza a cabeza. Y, en una carrera de cuatro vías, Biden tenía una ventaja de 42% a 41% sobre Trump.

Los asistentes de Trump se negaron a proporcionar las encuestas completas, incluida su metodología, a NBC News. Las campañas a menudo utilizan la promesa de jugar ofensivamente en nuevos territorios como un incentivo para que los donantes den dinero para apoyar esos esfuerzos.

«El equipo de Trump tiene tan poca campaña o infraestructura que están recurriendo a filtrar memorandos que dicen ‘las encuestas que pagamos muestran que estamos ganando, pero no nos pidas que te mostremos toda la encuesta'», dijo la portavoz de la campaña de Biden, Lauren Hitt.

«Mientras tenemos 150 oficinas abiertas con cientos de empleados en los estados clave, el RNC está cerrando oficinas y perdiendo dinero en honorarios legales», agregó. «Joe Biden ha visitado cada campo de batalla al menos una vez, mientras que Trump está en la sala del tribunal o en el campo de golf. Veremos cómo se traduce eso en noviembre».

Jonathan Allen informó desde Washington, D.C.; Matt Dixon desde Orlando, Florida; y Olympia Sonnier, Dasha Burns y Abigail Brooks desde Palm Beach, Florida.