Edición limitada ‘Le Monstre’ de Cadillac CT5-V Blackwing 2025 celebra Le Mans

En el mundo de las carreras, Cadillac Racing ha estado luchando en la clasificación del fabricante del Campeonato Mundial de Resistencia, situándose en penúltimo lugar. Sin embargo, durante las 24 Horas de Le Mans de este año, los autos #2 y #3 de la serie V-Series.R encontraron su ritmo, calificando en segundo y tercer lugar en la parrilla de Hypercar, solo detrás del piloto de Porsche Kevin Estre. Esta mejora llegó en un momento oportuno ya que Cadillac lanzó dos nuevas ediciones de su Serie Collector en honor a su primera aparición competitiva en Le Mans en 1950.

Con nombres inspirados por los apodos que recibieron los autos de ese entonces, el CT5-V Blackwing Le Monstre y el CT4-V Blackwing Petit Pataud representan la dedicación de Cadillac a su legado en las carreras. Estos modelos exclusivos cuentan con detalles únicos y una producción limitada para conmemorar la historia de la marca en Le Mans.

Cunningham, quien inscribió sus autos como privado en aquella época, demostró que los autos americanos podían competir en Le Mans. Aunque enfrentó algunos contratiempos en la carrera, logró un desempeño destacado que marcó la presencia de los Estados Unidos en la competencia. En la actualidad, Cadillac continúa esta tradición como parte de un contingente estadounidense en Le Mans, con esperanzas de mejorar su posición y luchar por el primer lugar.

Esta emocionante carrera, que empezó esta mañana, ofrece la oportunidad de revivir la historia de Cadillac Racing en Le Mans a través de un documental y la transmisión en vivo del evento. Es una celebración de la pasión por las carreras y el compromiso de Cadillac con su legado en el mundo automovilístico.