BYD de China construirá su primera fábrica de vehículos eléctricos en Europa en Hungría

El gigante fabricante chino de vehículos eléctricos BYD ha tomado la decisión de abrir su primera fábrica europea de vehículos eléctricos en Hungría, lo que representa un gran avance en los esfuerzos de la nación europea por convertirse en un centro mundial de fabricación de vehículos eléctricos. La planta se construirá cerca de la ciudad húngara de Szeged y se espera que genere miles de empleos en la región.

El ministro de Relaciones Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, destacó que este proyecto será una de las mayores inversiones en la historia económica de Hungría, y el gobierno ofrecerá incentivos financieros a BYD para la construcción de la planta. Esto refuerza la posición de la economía húngara y su papel en la transición global hacia la movilidad eléctrica.

Con el establecimiento de la fábrica de BYD en Hungría, el país busca fortalecer aún más su posición como hub global en la fabricación de baterías de iones de litio, ante la creciente preocupación por las emisiones de gases de efecto invernadero y la transición hacia los vehículos eléctricos.

La iniciativa de BYD se suma a la ya establecida fábrica de baterías de CATL en Debrecen, la cual se espera que genere alrededor de 9,000 empleos. Estas inversiones en el sector de vehículos eléctricos apoyan la estrategia del gobierno de Hungría para atender a los fabricantes de automóviles extranjeros presentes en el país, como Audi, BMW y Mercedes-Benz, a medida que realizan la transición hacia los vehículos eléctricos.

BYD ya cuenta con una planta de fabricación de autobuses eléctricos en la ciudad húngara de Komarom, pero la planta planeada en Szeged sería la primera instalación europea de gran escala para la producción de vehículos eléctricos de consumo por parte de un fabricante chino. El alcalde de Szeged destacó la ubicación estratégica de la ciudad como factor clave para albergar la fábrica.

La decisión de BYD de abrir su planta en Hungría tras intensas negociaciones con el gobierno húngaro demuestra el liderazgo tecnológico de Hungría en la revolución tecnológica. El establecimiento de la fábrica contribuirá significativamente al crecimiento económico a largo plazo y reforzará la posición de Hungría como un actor clave en el mercado global de vehículos eléctricos.