Aliados de Trump se enfocan en los votantes negros en territorio de Biden en Filadelfia

Los principales aliados negros del expresidente están tratando de aumentar su apoyo en una ciudad profundamente demócrata.

FILADELFIA — Un bar de puros lleno de humo, ubicado en un vecindario abrumadoramente liberal en una de las ciudades más demócratas, fue un escenario poco probable para que los republicanos presentaran su caso a un grupo de votantes que han eludido a su partido durante mucho tiempo: los hombres negros.

Dos de los más prominentes aliados negros de Donald Trump, los representantes Byron Donalds de Florida y Wesley Hunt de Texas, se aventuraron en Filadelfia el martes por la noche para presentar su argumento en un evento titulado «Congreso, Coñac y Puros».

Entre sorbos de Remy Martin y Hennessey y bocanadas de puros Romeo y Julieta, los dos republicanos intentaron persuadir a la audiencia, racialmente mixta y en su mayoría negra, de por qué más votantes negros se beneficiarían al abandonar el Partido Demócrata.

«Estábamos mejor con los republicanos que con los demócratas», dijo Hunt, inclinándose hacia adelante en su asiento en una plataforma elevada, para acercarse más al grupo de unas 100 personas reunidas en The Cigar Code. «La razón por la que los demócratas tienen un control sobre la comunidad negra es porque los padres de nuestros padres de nuestros padres nos siguen diciendo: ‘Tienes que votar demócrata'».

«Nos toca a nosotros, en esta generación, decir, ¿por qué?», agregó Hunt.

La íntima discusión en el panel, moderada por la exreportera de campo de la NFL Michele Tafoya, fue parte de un esfuerzo más amplio de Trump y sus aliados para ganar terreno con los votantes negros en los principales centros urbanos y erosionar el apoyo al presidente Joe Biden. Un cambio importante representaría una realineación racial generacional entre los partidos políticos.

Donalds, quien se rumorea está en la lista de candidatos a vicepresidente de Trump, sugirió que muchos votantes negros son inherentemente conservadores y están llegando lentamente a la realización de que el Partido Republicano se alinea más estrechamente con sus valores.

«Eso es lo que está pasando en la comunidad negra», dijo Donalds mientras avanzaba la conversación, pidiendo una recarga. «Y por eso estás viendo que la política de la comunidad negra empieza a regresar hacia una mentalidad conservadora».

Donalds y Hunt señalaron pruebas crecientes en encuestas públicas que sugieren una erosión en el apoyo a Biden entre los votantes negros e hispanos. Una reciente encuesta del New York Times/Siena College/Philadelphia Inquirer de cinco estados clave encontró que más de uno de cada cinco votantes negros votaría por Trump en una contienda cara a cara con Biden.

«No creo que el 20 por ciento en 2024 sea el final», agregó Donalds. «¡Creo que el 20 por ciento en 2024 es el comienzo!» El comentario provocó un ligero aplauso de la multitud, algunos de ellos exhalando ligeras nubes de humo y una mujer incluso gritando «¡Amén!»

Aunque Pensilvania es clave para la fortuna de ambos partidos en 2024, Filadelfia se considera en gran medida territorio de Biden.

El presidente realizó un mitin de campaña en el predominantemente negro Girard College la semana pasada con la vicepresidenta Kamala Harris, destacando las formas en que su administración ha mejorado la vida de los estadounidenses negros, incluyendo la creación de programas para perdonar deudas estudiantiles y fomentar la propiedad empresarial. Biden también aprovechó esa oportunidad para atacar el historial de Trump en temas raciales, recordándoles que «Trump es el mismo tipo que desató la mentira del birtherismo contra Barack».

Los legisladores republicanos se burlaron de las descripciones de Trump como racista, afirmando que Biden y Harris han promulgado políticas que han causado más daño a los estadounidenses negros que Trump. Hunt citó el historial de Harris como fiscal general de California, cuando aseguró condenas de cientos de personas por posesión de marihuana y atacó a Biden por su papel en la elaboración del proyecto de ley criminal de 1994 que impactó desproporcionadamente a los estadounidenses negros y latinos.

«Hablemos del racismo, aquí», dijo Hunt.

El evento de coñac y puros comenzó solo unas horas después de que el Comité Nacional Republicano celebrara la apertura de una oficina de campaña en el norte de Filadelfia. Hunt fue anunciado como el invitado especial, pero Trump no estuvo presente. Un asistente le preguntó a los legisladores si podían convencer a Trump de venir a la ciudad.

Las reuniones en Filadelfia también revelan los límites de la estrategia de alcance de Trump. Pocos asistieron al evento que no fueran ya identificados como republicanos negros, y parecían haber pocos planes en marcha para identificar a los indecisos o cómo atraer a más personas al redil.

Una asistente vestida con parafernalia de Trump se negó a hablar con POLITICO y dijo que solo daba entrevistas pagadas. Una mujer se levantó y dijo que se había acercado al conservadurismo después de que «el Partido Demócrata me despidió» por no tomar la vacuna contra el Covid.

Otra, cuando se le preguntó por qué asistió, dijo que estaba allí por los puros y el coñac, pero no había mirado lo suficientemente de cerca el folleto para darse cuenta de que era un evento liderado por republicanos. Se fue a mitad del programa.

Donalds y Hunt planean continuar con eventos como el de Filadelfia, llevando el espectáculo itinerante a otras grandes ciudades en estados clave con grandes poblaciones negras, incluido uno potencial en Atlanta a finales de este mes para coincidir con el debate del 27 de junio entre Trump y Biden en CNN.