«Una de mis historias favoritas» – La presentadora de CNN Kasie Hunt, quien no permite críticas a los presentadores de CNN, bromeó sobre el violento ataque al senador Rand Paul que casi lo mata (VIDEO)

Hoy en día, CNN cortó la entrevista con la portavoz de la campaña de Trump, Karoline Leavitt, después de que mencionara los años en los que Jake Tapper comparaba a Trump con Hitler.

El presidente Trump y Joe Biden se enfrentarán en el primer debate presidencial esta noche a las 9 pm ET. El debate será transmitido por CNN en Atlanta.

Los moderadores del debate de esta semana en CNN, Jake Tapper y Dana Bash, son conocidos por atacar a Trump y compararlo con Adolf Hitler.

Es evidente que las reglas del debate están diseñadas para proteger a Joe Biden. Se ha establecido un estándar tan bajo para el débil Biden que todo lo que tiene que hacer es presentarse y no desfallecer para ser aplaudido.

Los moderadores del debate tienen un historial de atacar a Trump y compararlo con Adolf Hitler. Karoline Leavitt señaló que a Jake Tapper le toma cinco minutos en Google comparar a Trump con Hitler para darse cuenta de que lo ha hecho consistentemente.

En un momento de la entrevista, Kasie Hunt intervino cortando la entrevista y amenazando con detenerla si continuaba atacando a sus colegas. Esto generó controversia y cuestionamientos sobre la objetividad de los medios de comunicación.

Si alguien pensó que Kasie cortó a Caroline Leavitt porque valora la decencia y el diálogo respetuoso, estaría equivocado. En el pasado, Kasie Hunt hizo bromas con su audiencia de extrema izquierda sobre el ataque políticamente motivado contra el Senador Rand Paul, que resultó en cinco costillas rotas y un pulmón magullado. En 2019, Rand Paul tuvo que someterse a una cirugía para remover parte de su pulmón debido a las lesiones sufridas en el ataque.

Estos incidentes plantean interrogantes sobre la imparcialidad de los medios de comunicación y la tolerancia hacia la violencia política. Es importante promover un discurso político civilizado y respetuoso, donde se puedan debatir las ideas de manera constructiva sin recurrir a ataques personales o comparaciones extremas.

En resumen, es fundamental mantener un debate político fundamentado en argumentos sólidos y respeto mutuo, evitando caer en la descalificación y la polarización. Los medios de comunicación juegan un papel crucial en este proceso, por lo que es necesario cuestionar su imparcialidad y promover un periodismo ético y equilibrado.