Ryan García vence a Devin Haney, destacando la caída, video y resultado.

El domingo (AEST), Ryan García derribó a Devin Haney tres veces y le dio al campeón superligero del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) su primera derrota, ganando la pelea por decisión mayoritaria en Nueva York, pero no el título porque estaba por encima del límite de peso.

La conducta peculiar de García en público y en las redes sociales durante la preparación generó preguntas sobre su seriedad en esta pelea. Parecía que no dedicó suficiente tiempo al entrenamiento, ya que se pasó del límite de peso el sábado (AEST).

García (25-1, 20 KOs) ganó por puntuaciones de 115-109 y 114-110 en dos de las tarjetas de los jueces, mientras que el tercero lo tuvo 112-112. La Associated Press lo puntuó 114-110 a favor de García.

Los californianos de 25 años pelearon seis veces como aficionados, pero Haney tuvo una carrera profesional más exitosa, ganando el título indiscutido de peso ligero y luego subiendo para ganar el título del WBC en su primera pelea en 63.5 kg.

García no pudo llevarse el título, pero sí la impecable marca de Haney, que cayó a 31-1. Haney parecía haberse colocado entre los mejores peleadores del mundo, mientras que era fácil preguntarse si García estaba sobrevalorado.

García fue detenido por Gervonta Davis el año pasado en su pelea más importante y las expectativas eran de que caería de nuevo, incluso cuando insistía en que estaba listo para pelear a pesar de que parecía que pasaba más tiempo en internet que en el gimnasio. Su actuación lo demostró.

Venció a Haney con un gancho izquierdo en el primer asalto, y aunque Haney se estabilizó y parecía ganar los asaltos intermedios, la potencia de García volvió a aparecer en el séptimo. Un directo izquierdo preparó el primer derribo y Haney luchó por recuperar el equilibrio el resto del asalto.

No importaba. No se podía negar los derribos en el décimo y undécimo, y García pasó la mayor parte del duodécimo burlándose del campeón. A pesar de haber incertidumbre desde el principio sobre cuán entusiasmado estaba García por la pelea, parecía el fenómeno en ascenso de sus primeros años de carrera, con la multitud coreando su nombre cuando comenzó a dominar los últimos asaltos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *