Nantucket se debate sobre quién paga por proyectos climáticos y cuánto

Este año, una casa frente al mar en Nantucket acaparó titulares después de que su precio de venta cayera un 74% en el transcurso de seis meses. La casa de tres habitaciones y dos baños bajó de $2.3 millones a $600,000 después de que 70 pies de costa cercana fueron erosionados por un Nor’easter, poniendo en riesgo la propiedad.

Pero esta casa de estilo rancho en la orilla sur de la isla frente a la costa de Massachusetts no es una anomalía. Con miles de estructuras en riesgo, el tema de quién paga por los proyectos climáticos en Nantucket, y cuánto, ya está en juego.

Antiguamente el corazón de la industria ballenera de Nueva Inglaterra, Nantucket se ha convertido en un refugio veraniego para los ricos, con solo un pequeño grupo de lugareños que permanecen durante el invierno. Casi el 70% de las casas en la isla son propiedad de personas que solo permanecen durante parte del año. Y esas casas son costosas. Según Zillow, el valor promedio de una casa unifamiliar en la isla es de casi $2.9 millones, en comparación con aproximadamente $650,000 para el resto de Massachusetts.

La agente de bienes raíces Shelly Lockwood, comenzó a sentir frustración el otoño pasado al ver precios de venta para propiedades frente al mar en la isla que ella consideraba «realmente incorrectos». Por ello, en colaboración con el Comité Asesor de Resiliencia Costera de Nantucket, lanzó una clase para agentes inmobiliarios para ayudarles a reevaluar las casas en riesgo.

Sin embargo, no todos en Nantucket están de acuerdo con el concepto. Cuando una resolución sobre un artículo sobre tasas de mejora se sometió a votación en la última reunión de la ciudad, los votantes se opusieron al plan y cuestionaron si era justo hacer que algunos propietarios asumieran más del costo que otros. Mientras que el plan para los distritos de resiliencia costera continuó avanzando, la votación sobre las tasas de mejora fue pospuesta.