Las Sctualizaciones de Android están a punto de ser mucho más fáciles

Las actualizaciones de Android han sido una de las cosas más inconsistentes de ser un usuario de teléfonos Android. Han mejorado con los años y, en general, si eres propietario de un Google Pixel o un buque insignia de Samsung, normalmente puedes contar con recibir las últimas actualizaciones a una velocidad razonable. La historia es un poco diferente si posees un teléfono de gama media o económica con un chipset más antiguo, y más aún si funciona con un procesador Exynos o MediaTek. En ese caso, podrías recibir una o dos grandes actualizaciones si tienes suerte, y probablemente nada más allá de eso, excepto quizás actualizaciones de seguridad.

Definitivamente, es un gran problema que contribuye a la fragmentación y hace que la experiencia de Android sea menos atractiva en comparación con Apple, donde generalmente puedes confiar en que tu teléfono recibirá la última actualización durante siete años, incluso si no obtiene todas las características. Afortunadamente, en una reciente entrevista con Android Authority, un ejecutivo de Qualcomm confirmó que están tomando medidas para asegurar que los OEM tengan un tiempo más fácil actualizando sus dispositivos.

«Una de las cosas en las que hemos estado trabajando durante los últimos años con Google y con los OEM es cambiar la estructura del código en línea, para cambiar un poco la maquinaria de cómo hacemos esas actualizaciones,» dijo Chris Patrick, vicepresidente senior y gerente general de dispositivos móviles en Qualcomm. La idea detrás de esto es reducir los cuellos de botella que enfrentan los OEM al intentar desplegar actualizaciones en dispositivos más antiguos.

«Es muy complicado para un cliente —un OEM— obtener actualizaciones de seguridad, obtener actualizaciones de versión de Android y luego hacerlas llegar a cada usuario final,» dijo Patrick. «En realidad, es muy costoso y muy complicado.»

Según Qualcomm, la optimización del código ha estado ocurriendo durante años, pero la compañía hará un anuncio oficial sobre los cambios a finales de este año. Es poco probable que esta optimización sea una solución mágica que resuelva por completo la fragmentación del software de Android, pero es bueno ver que Qualcomm intenta abordar el problema, incluso si, como dice, no es el principal culpable del problema.

No está claro cuál será el cronograma para este anuncio, pero Android Authority señala que en 2024 tendremos IFA Berlín en septiembre y el Snapdragon Summit en octubre. Este último evento coincidiría con el lanzamiento del Snapdragon 8 Gen 4 de Samsung. Sería perfecto para Qualcomm anunciar algo en el lado del software después de presentar un nuevo chipset. Es probable que obtengamos más información sobre los cambios a medida que nos acerquemos al otoño.