Giorgio Armani sobre su sucesión: ‘No siento que pueda descartar nada’

Durante décadas, Giorgio Armani ha mantenido un firme control sobre su empresa de moda homónima.

Pero ahora, el magnate italiano de casi 90 años está considerando opciones para el futuro de la marca que cofundó en 1975.

La industria de la moda de alta gama ha sido moldeada por muchas fuerzas a lo largo de los años, incluido el surgimiento de conglomerados masivos que compraron marcas italianas como Gucci y Versace. A pesar de todo, Armani ha permanecido independiente, estableciéndose como una de las marcas más influyentes en la moda italiana y global.

A medida que el fundador considera su sucesión, dice que está abierto a otras ideas que mantendrán viva la herencia de la marca, con o sin otros gigantes del lujo.

«La independencia de los grandes grupos todavía podría ser un valor clave para el Grupo Armani en el futuro, pero no siento que pueda descartar nada», dijo Armani a Bloomberg en una entrevista escrita publicada el viernes.

En sus casi 50 años de reinado, Armani ha acumulado $6.6 mil millones en riqueza, según el índice de multimillonarios de Bloomberg. Es la segunda persona más rica de Italia, después del heredero del imperio Nutella.

En 2022, el grupo italiano, que incluye Giorgio Armani, Emporio Armani y Armani Exchange, obtuvo aproximadamente $2.6 mil millones en ingresos.

El CEO ha desestimado durante mucho tiempo los rumores de jubilación y se ha mantenido en silencio sobre un plan de sucesión, a pesar del gran interés que hay al respecto.

Si bien no hay planes inminentes para que Armani ceda el control de su imperio de la moda, reveló que está considerando todas las opciones, incluida la posibilidad de ser adquirido. Pero Armani está preocupado por ese enfoque, aunque puede ayudar a hacer crecer la marca, podría llevar a un cambio en sus valores y estilo.

«Actualmente no contemplo una adquisición por parte de un gran conglomerado de lujo», dijo a Bloomberg. «La cotización es algo que aún no hemos discutido, pero es una opción que puede considerarse, esperemos que en el futuro lejano».

¿Cómo podría ser la sucesión?

Armani no tiene hijos, pero su hermana, dos sobrinas y un sobrino trabajan estrechamente con la marca y ocupan roles clave en la empresa. Su colaborador de mucho tiempo, Pantaleo Dell’Orco, y una fundación benéfica probablemente recibirán parte del control de Armani, según reportó Reuters en noviembre. También se informa sobre planes más detallados sobre cómo serán designados los directores de estilo en la empresa y su futuro financiero después de la muerte de Armani.

Donde hay marcas icónicas como Armani, las actualizaciones sobre su futuro son seguidas con avidez.

La saga de líderes de compañías de lujo de larga data no se limita a Armani. Bernard Arnault, el multimillonario detrás de LVMH, extendió la edad de jubilación para los directores ejecutivos de su empresa a los 80 años en 2022, dándole cinco años más en su cargo. Mientras tanto, sus hijos han sido elevados a roles clave en la extensa compañía francesa. El jueves, dos de los hijos de Arnault se unieron a la junta de LVMH, además de los otros dos hijos, consolidando el control de la familia sobre el imperio.

Dada la histórica herencia de tales marcas, Armani dijo que también prefiere «un grupo de personas en quienes confiar» que elija para seguir controlando la empresa. Aunque pueden no ser él en el futuro, entenderán lo que representa la marca Armani y replicarán su éxito.

«Comencé solo con una pequeña empresa y la he transformado, pieza por pieza, en un grupo de relevancia internacional», dijo. «Lo que siempre ha caracterizado el éxito de mi trabajo es la capacidad de adaptarse a los tiempos cambiantes».