El jefe de Mercedes F1 afirma que la acusación de sabotaje al equipo es infundada: ‘abuso en línea’

La polémica en el equipo Mercedes durante el Gran Premio de España de Fórmula 1 ha dado de qué hablar. El director del equipo, Toto Wolff, confirmó que la policía está investigando un correo electrónico enviado a periodistas especializados en automovilismo y a equipos de F1, en el cual se acusa a Mercedes de sabotear las actuaciones de Lewis Hamilton tras su decisión de unirse a Ferrari.

El equipo se vio obligado a tomar medidas luego de que un correo electrónico anónimo acusara a Mercedes de perjudicar deliberadamente las actuaciones de Hamilton al comprometer su coche, estrategia de neumáticos y salud mental.

Wolff calificó estas acusaciones como teorías conspirativas infundadas y confirmó que están investigando la dirección IP del remitente para detener los abusos en línea de este tipo.

La lealtad y confianza de Hamilton durante sus 12 años en el equipo son innegables, y Mercedes busca poner fin a esta asociación de forma respetuosa y celebrar la relación. Además, el objetivo es ganar el campeonato mundial de constructores.

La noticia de la salida de Hamilton para unirse a Ferrari en 2025 sorprendió al mundo de la F1 en febrero, poniendo fin a una colaboración que le permitió ganar seis de sus siete campeonatos mundiales.

A pesar de la situación, Hamilton ha sido ligeramente superado por su compañero de equipo George Russell esta temporada, quien se encuentra en séptimo lugar en la clasificación de pilotos, seis puntos por delante de Hamilton en octavo. Russell también ha logrado tiempos de clasificación más rápidos que Hamilton en ocho de las nueve carreras hasta el momento.

En resumen, la polémica en torno a Mercedes y las acusaciones de sabotaje no solo han generado controversia, sino que también han puesto a prueba la relación entre el equipo y su piloto estrella. Sin embargo, tanto Hamilton como Mercedes están enfocados en mantener la profesionalidad y trabajar juntos para alcanzar los objetivos propuestos. A pesar de todo, el rendimiento en pista seguirá hablando por sí mismo, y la competición en la F1 continuará emocionando a los fanáticos en cada carrera.