Disney derrota a los críticos tras una dura batalla

Disney ganó una batalla en la sala de juntas contra los críticos que acusaron al gigante de los medios de arruinar su estrategia de transmisión y perder su chispa creativa.

Los inversores activistas, incluido Nelson Peltz de Trian Management, habían buscado puestos en la junta directiva de la compañía, que, según ellos, estaba demasiado cerca del liderazgo de Disney.

Se comprometieron a impulsar prioridades como mayores ganancias.

La mayoría de los accionistas votaron a favor de mantener el directorio actual de la empresa.

En su reunión de accionistas del miércoles, Disney dijo que los candidatos a su junta directiva habían sido elegidos por un «margen sustancial». Sólo el 31% de los votos emitidos apoyaron a Peltz para un escaño, según una fuente familiarizada con los resultados.

Pero la reñida batalla planteó preguntas agudas sobre las luchas en el negocio de cine y televisión de Disney, y ensombreció el legado del veterano líder Bob Iger.

«Todo lo que queremos es que Disney vuelva a crear contenido excelente y deleitar a los consumidores y que Disney cree valor sostenible a largo plazo para los accionistas», dijo Peltz en la reunión de accionistas del miércoles.

Peltz es conocido por sus peleas con grandes empresas como la cadena de comida rápida Wendy’s y Procter & Gamble, fabricante de marcas como Pampers y Vick’s.

Había criticado a Disney por responder con demasiada lentitud cuando los suscriptores de televisión de pago comenzaron a huir en 2015 y dijo que las grandes apuestas, como la decisión de Iger de comprar una gran parte del imperio mediático de Rupert Murdoch en 2019, no habían dado sus frutos.

Trian y otra firma, Blackwells Capital, dijeron que la junta había pagado demasiado a los ejecutivos y había incumplido su responsabilidad de elegir un nuevo director ejecutivo.