Días después de supuestamente llamar a Milwaukee “horrible” a puerta cerrada, el expresidente Donald Trump se reunirá con sus seguidores justo al sur de la ciudad en uno de los estados más disputados del país.

Días después de supuestamente llamar a Milwaukee “horrible” a puerta cerrada, el expresidente Donald Trump se reunirá con sus seguidores justo al sur de la ciudad en uno de los estados más disputados del país.

El evento de Trump el martes se lleva a cabo menos de un mes antes de que los republicanos se reúnan en Milwaukee para su convención nacional, donde nominarán al expresidente por tercera vez en ocho años. En una reunión con los republicanos de la Cámara en el Capitolio la semana pasada, Trump se refirió a la ciudad anfitriona elegida por su partido como “horrible,” según una fuente en la sala.

La campaña de Trump refutó algunas de las caracterizaciones públicas del supuesto comentario, diciendo que se refería al crimen y al “fraude electoral.” A medida que su presunto comentario reverberaba en el estado de Wisconsin, Trump aclaró a un reportero de Fox News, “Amo Milwaukee. Tengo grandes amigos en Milwaukee” antes de criticar también el crimen allí y la gestión de las elecciones en la ciudad.

Milwaukee, además de la capital del estado, Madison, es un centro de poder demócrata en Wisconsin y hogar de más votantes que cualquier otra ciudad en el estado. Uno de cada cinco votos para Joe Biden en su camino hacia su estrecha victoria en Wisconsin en 2020 se emitió en Milwaukee.

El alcalde demócrata de la ciudad, Cavalier Johnson, dijo a Laura Coates de CNN la semana pasada que el presunto comentario de Trump podría resultar ser un error táctico.

“En un estado que se decide por un margen muy estrecho, eso podría costarle a Donald Trump la elección,” dijo Johnson.

Los demócratas han intentado capitalizar el incidente para reunir apoyo para Biden alrededor de la ciudad más grande del estado.

El Comité Nacional Demócrata dijo el viernes que había lanzado 10 vallas publicitarias en todo Milwaukee con el supuesto comentario de Trump. La campaña de Biden ha comenzado a vender camisetas y calcomanías con Milwaukee en un contorno de Wisconsin y las palabras: “(No) una ciudad horrible.”

“Yo amo Milwaukee,” publicó Biden en las redes sociales el jueves, junto con una foto con los Milwaukee Bucks después de la victoria del equipo en el campeonato de la NBA en 2021.

Un enfoque en el crimen

Trump hizo del crimen en las grandes ciudades un pilar central de su exitosa campaña a la Casa Blanca en 2016, y Milwaukee fue un ejemplo clave de su campaña de “ley y orden” contra la violencia urbana.

Durante una aparición justo fuera de la ciudad ese año, Trump afirmó ante una multitud suburbana: “La violencia, los disturbios y la destrucción que han tenido lugar en Milwaukee son un asalto al derecho de todos los ciudadanos a vivir en seguridad y paz.”

Trump no estuvo cerca de ganar Milwaukee, pero arrasó con la demócrata Hillary Clinton en los condados suburbanos circundantes que se han vuelto influyentes en la decisión de las elecciones estatales en Wisconsin. Ese éxito lo ayudó a convertirse en el primer candidato presidencial republicano en ganar Wisconsin desde 1988.

Tanto Biden como Trump hicieron una campaña agresiva por los votos de los habitantes de Wisconsin durante las elecciones de 2020, que terminaron con Biden ganando el estado por menos de medio punto.

Este año, Trump ha vuelto a hacer del crimen un enfoque central de su campaña. Al anunciar el viaje a Racine, el equipo de Trump culpó a las políticas de Biden por el “aumento del crimen en todo Wisconsin” y afirmó que Milwaukee estaba “experimentando el mayor aumento de tiroteos en el país.”

Pero una reciente encuesta del New York Times/Siena College de Wisconsin encontró que menos del 1% de los votantes registrados dijeron que el crimen era una preocupación principal al sopesar sus opciones presidenciales. Mientras tanto, el crimen violento este año ha disminuido y las tasas de homicidios están cayendo en todo el país, dijo el FBI a principios de este mes.

La aparición de Trump en Racine marca su segunda visita al sureste de Wisconsin en menos de dos meses, lo que subraya la importancia de la región en la batalla que se avecina. Dos de los cuatro viajes de Biden a Wisconsin este año también lo han llevado a la misma esquina del estado de Wisconsin.

Uno de esos incluyó una visita oficial de la Casa Blanca a Racine, a solo 20 minutos de donde Trump llevará a cabo su mitin el martes. En esa visita, Biden habló en un sitio donde su predecesor una vez promovió una inversión de la gigante electrónica taiwanesa Foxconn que luego fracasó.

“Foxconn resultó ser solo eso: un engaño,” dijo Biden. “Vaya sorpresa.”