Boeing acuerda comprar Spirit AeroSystems por $4.7 mil millones

Boeing Co. acordó el domingo la compra de Spirit AeroSystems Holdings Inc. por $37.25 por acción en una transacción totalmente en acciones que valora a la empresa en $4.7 mil millones, según personas con conocimiento de la operación.

El fabricante de aviones de Estados Unidos también planea asumir alrededor de $3.5 mil millones de la deuda de Spirit como parte del acuerdo, que podría ser anunciado tan pronto como el lunes, dijeron las personas, que pidieron no ser identificadas antes de que la transacción se haga pública. Reuters informó el precio por acción anteriormente el domingo. Representantes de las compañías declinaron hacer comentarios.

Boeing tiene previsto hacerse cargo de la manufactura de Spirit que respalda su línea de aviones comerciales, incluida la construcción de estructuras para su lucrativo 737 Max, dijeron dos de las personas. También obtendrá control sobre una parte del trabajo de contrato de defensa de Spirit, dijeron.

El rival de Boeing, Airbus SE, también se espera que anuncie que está tomando control de algunas de las fábricas de Spirit que fabrican estructuras y componentes para su avión comercial. Los términos de esa transacción no estaban disponibles de inmediato.

Boeing busca reintegrar a Spirit después de un accidente en enero a bordo de un avión 737 Max-9 que reveló deficiencias de calidad y fabricación tanto en Boeing como en su proveedor más importante y llevó a una reevaluación de su relación.

Spirit ha enfrentado una creciente presión financiera y escrutinio junto con Boeing después de que un panel en forma de puerta en un modelo 737 Max 9 se desintegrara minutos después de despegar. Los envíos de fuselajes de 737 han disminuido a medida que Boeing intensifica sus inspecciones en Kansas y en su sede cerca de Seattle, y se niega a aceptar estructuras de aeronaves con componentes faltantes o trabajos incompletos.

Para Boeing, el acuerdo significa un retorno de un proveedor clave para el 737, 787 Dreamliner y otros aviones comerciales en un momento en que la compañía siente la presión financiera debido a la producción más lenta. Boeing perdió alrededor de $4 mil millones en efectivo en el primer trimestre y está en camino de perder una cantidad similar en los actuales tres meses del año. La calificación crediticia de la compañía se mantiene un nivel por encima del grado especulativo, y la administración está ansiosa por evitar caer en territorio basura.

El campus de Wichita que construye la mayoría del fuselaje 737 para Boeing junto con las secciones del morro de los 787 Dreamliners ha estado en el centro de varios defectos mientras lidiaba con la rotación de la fuerza laboral después del Covid. La reintegración de Spirit tiene como objetivo ayudar a Boeing a estabilizar su cadena de suministro y obtener un mayor control de su producción de aeronaves.